jueves, 13 de diciembre de 2007

SOBRAS DE AMOR POPULAR.


Visita el nuevo espacio de Laura Rebollo en:
www.myspace.com/laurarebollo



Quiero mi independencia. Me voy a dar un paseo sola. Déjame las llaves de tu coche, ¿no?





Has llegado y no me has dado ni un beso ¿Es que no me quieres?





Yo NUNCA. . . Pero SIEMPRE. . .






Me encanta estar contigo. Pero cuando vengas, avisa.





Te declaro mi amor sin condiciones. Abrázame.





A MI no me da la gana de cambiar. ¿y por qué eres así?





Si yo fuera tú. . .






Si pienso en ti, yo, no soy yo. Y Cuando pienso en mi, te olvido. ¿Cuándo estaremos unidos en esto?





Por más que Yo lo intento, siempre hay ALGUIEN que la jode.





¡Respétame, cabrón!





Yo nunca dije que fueras una puta. Dije que lo parecías.





Algún día me iré de casa.
¿Qué quieres de cenar?





Todavía no le he dicho a mis padres que estamos juntas.





La dejó 3 meses antes de casarse. Con lo bien que estaban. . .





Hace tiempo que no ligo.
En realidad, no necesito nadie.





No puedo imaginar mi vida sin ti.





He sufrido tanto… Entiéndeme.





¡Escúchame!: Bla, bla, bla blá. Ya puedes hablar tú.





Yo no es por ser pesada pero te lo he dicho ya cien veces.






Con lo que yo te quiero… ¿porqué me haces esto?





Me encantaría darte más, pero no tengo más que las sobras.






Trilogía de La abuela, la madre y la hija de puta

Cada vez que la abuela habla, salta la hija y calla la madre.
Cada vez que la madre calla, corre la abuela y se esconde la hija.
Cada vez que la hija se esconde, la abuela y la madre se echan a temblar.
Porque al final, la hija, siempre acaba siendo la más puta.



lacadigital@hotmail.com

1 comentario:

Eterna dijo...

genial....
sencillamente genial
que ironias mas grandes..